domingo, 5 de agosto de 2012

Recuerdos: Impulsos

Para demostrar mi palabra con hechos, os traigo una de mis secciones favoritas tan poco exprimidas, la de Recuerdos.
En esta entrada hablaré de mis impulsos.Y es que, Remedios Cervantes podría considerarse pupila mía.
No sé qué fuerza superior me impulsa, pero en ocasiones hago cosas que no tienen sentido porque se me cruzan los cables y de las que luego me arrepiento (o no xD). En esta entrada comentaré 3 momentos estelares en las que me vi arrastrada a cometer actos superiores a mi voluntad.

El libro
Íbamos una amiga mía y yo por la biblioteca; ella me estaba ayudando a elegir un libro para leer. Las estanterías son estrechas y me tuve que colocar detrás de ella. De repente, vi su cabeza, la vi ahí, indefensa, y yo me miré las manos, tenía un libro... Y no pude evitar atizarle con él en la cabeza. Es así. Cuando le di, me quedé con cara de ¡¿QUÉ COJONES HE HECHO?! y le pedí perdón de forma continuada. Me costó mucho que me perdonara, porque no podía parar de reír mientras me disculpaba.

El césped
Hacía pocos días que había empezado a salir con mi novio. Estábamos tumbados en el césped, él boca arriba y yo boca abajo. Hablabamos tranquilamente cara a cara. Pero, sin previo aviso, miré su cara y después miré el césped y se me ocurrió... ¡arrancarlo e intentar meterselo en el ojo! Él se defendió como pudo y evitó el desastre, pero su discurso hizo que me cuestionara mis posibles problemas mentales xD

La chuleta
Estaba cenando con amigos. Comíamos chuletas. Las observé detenidamente... después, dirigí mi mirada hacia su cara y...... ZAS! Le lancé la chuleta, dándole en toda la boca. Tras el golpe hubo unos instantes de silencio incómodo. Todo el mundo se calló y yo me quedé inmóvil con la pose de lanzamiento durante unos segundos y luego todos empezamos a descojonarnos de risa... menos él, que me la devolvió con ira xD.En el momento me sentí muy mal. Seguro que más de una de vosotras ha sentido la necesidad de hacer algo parecido en alguna ocasión a alguien; así porque sí.


Bueno, han sido suficientes relatos, y creo que ya me consideráis suficientemente subnormal como para seguir hundiéndome con más historias xD

Termino diciendo que CREO que ya he superado la etapa de los impulsos o "fus" como yo les llamo, porque se supone que he madurado LOL

Saludo especial a todos los que habéis aparecido en los relatos, espero que no me sigáis guardando rencor xDD


3 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJA, vaya venazos xD ¡El de la chuleta es genial! Me he reído hasta yo sin verlo jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola!!, te escribo desde el blog literario

    La Biblioteca de la Morgue,

    Un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya ^^. Espero que te guste mi espacio e intercambiemos opiniones, a mi el tuyo me ha encantado!! ^^

    ¡Nos leemos!

    Bisous

    La Biblioteca de la Morgue

    ResponderEliminar
  3. RECUERDO PERFECTAMENTE EL RELATO DE LA CHULETA!!! jajajajajajjajaa Lo que me pude reír ese día... Ahora, cada vez que me acuerdo, me sigo riendo. ¡Tenemos que repetir! jajaajjaja

    El del césped, recuerdo que me lo contó Dani jajajaja

    ResponderEliminar